Pichetto anticipó que el Senado dará luz verde al proyecto para frenar tarifas

Miguel Pichetto anticipó que en el plenario de comisiones se firmará la iniciativa opositora tal como llegó desde Diputados

Los aumentos de la tarifas se llevarán esta semana parte de la atención de la agenda política. Luego de su aprobación en Diputados, el proyecto para ponerle un techo a la suba de los servicios públicos será tratado en un plenario de comisiones en el Senado convocado para este martes en el salón Illia del Congreso.

Como parte de la estrategia oficialista para impedir que avance la iniciativa, el oficialismo apuesta a la presencia de gobernadores y representantes de las empresas distribuidoras en el debate. Sin embargo, la apuesta de Cambiemos podría no salirle como esperaba.

El jefe del interbloque Argentina Federal, Miguel Pichetto, anticipó que las comisiones de la Cámara alta se encaminan a firmar el dictamen del proyecto impulsado por la oposición. El rionegrino dijo que “no hay propuesta alternativa del Gobierno Nacional así que ratificamos nuestro planteo del miércoles último y firmaremos el dictamen del proyecto tal cual vino de Diputados”. En esa línea, gobernadores del PJ no asistirían al plenario y le allanarían el camino a sus senadores para firmar el dictamen.

El primero en anunciar su faltazo fue el peronista Juan Schiaretti. El mandatario de Córdoba indicó que no asistirá al plenario “por problemas de agenda”. Por medio de una nota enviada a la senadora radical Inés Brizuela y Doria, titular de la comisión de Derechos y Garantías, el gobernador propuso que el Congreso discuta una iniciativa para eliminar “temporalmente” el IVA de las boletas de electricidad, agua y gas. “Es necesario aliviar el costo de las tarifas de servicios públicos a las familias argentinas, para lo cual debe sancionarse una ley que temporalmente baje el IVA a los consumos domiciliarios de gas, energía eléctrica y agua sobre todo a los hogares más vulnerables de la sociedad”, propuso el mandatario peronista.

Si la iniciativa obtiene dictamen este martes, es probable que  sea convertida en ley por la Cámara alta el 30 de mayo próximo, lo que llevaría al presidente Mauricio Macri a vetarla.

El proyecto que impulsa el peronismo propone retrotraer los valores de las tarifas de servicios públicos al primero de noviembre de 2017 y establece que las subas no pueden ser mayores a los aumentos de salarios. El costo fiscal, según estudios preliminares de la Oficina de Presupuesto del Congreso, ascendería a casi 80.000 millones de pesos menos tanto para las arcas nacionales y de las provinciales. Los senadores escucharán pasado mañana a los representantes de CAMMESA (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico) y de las distribuidoras de energía provinciales.