Cierra la empresa frutícola Moño Azul

La crisis que atraviesa el sector frutícola hizo que la tradicional compañía Moño Azul, una de las más importantes del rubro, decidiera cerrar su planta de General Roca, en la provincia de Río Negro.

De hecho, ejecutivos de la empresa y reprentantes de los sindicatos negocian las condiciones del despido de los 30 trabajadores que empleaba la planta con el reclamo de que cobren la totalidad de las indemnizaciones.

De acuerdo con los medios provinciales, Moño Azul habría ofrecido una suma fija a dividir entre la totalidad de los trabajadores, que representaría aproximadamente el 60% del monto correspondiente a la indemnización. Además, para los trabajadores con mayor antigüedad ese porcentaje representa una suma muy significativa.

Sin embargo, el monto va disminuyendo de acuerdo a los años trabajados, y para los obreros con menos tiempo en la empresa el pago se reduce. Además de esta planta de Roca, que ya ha dejado de operar, Moño Azul posee otras instalaciones en las que empaqueta y conservada las frutas en Villa Regina, Centenario y Vista Alegre Norte.

El caso de Moño Azul se suma al de la belga Expofrut, que a fines del año pasado cerró dos plantas de empaque en General Roca y Allen y despidió a unos 260 trabajadores.