El gobierno tuvo que contestar el lobby de Estados Unidos contra la importación de biodiesel

El ministerio de Agroindustria dijo que “no tienen sustento” las acusaciones de dumping.

El Gobierno rechazó hoy las acusaciones de los productores de biodiesel de los Estados Unidos sobre dumping y remarcó que sus planteos “no tienen sustento”.

Principio del formulario

Desde el Ministerio de Agroindustria, a través de un comunicado, indicaron que la demanda que realizó la Cámara estadounidense que nuclea a productores de biodiésel sobre supuesto dumping “no cuenta con evidencias y sus argumentos ya han sido rechazados por tribunales internacionales”.

El 23 de marzo una coalición de la industria estadounidense del biodiésel liderada por la Junta Nacional del Biodiesel (National Biodiesel Board o NBB) solicitó al Departamento de Comercio y a la Comisión de Comercio Internacional de ese país la imposición de derechos antidumping y compensatorios contra las exportaciones argentinas de biodiesel.

La jugada de ese lobby coincide con la decisión de la administración de Donal Trump de seguir demorando el ingreso de limones argentinos a su país. La administración de Macri se esfuerza por negar que haya diferencias con el republicano, pero los hechos -hasta ahora- van en sentido contrario.

El comunicado recordó que la OMC falló en favor de la Argentina el año pasado, tanto en primera instancia como en apelación, contra una medida antidumping similar a la que ahora pretende la industria del biodiesel estadounidense impuesta por la Unión Europea.

Los productores estadounidenses acusaron a los argentinos de exportar biodiesel a precios de dumping y de beneficiarse de subsidios distorsivos que favorecen a las exportaciones perjudicando a la industria de los Estados Unidos.

Respecto a los subsidios, el Ministerio de Agroindustria remarcó que las acusaciones se basan en “argumentos carentes de todo sustento”. Al respecto, indicó que “la misma Unión Europea también rechazó una acusación de sus propios productores, similar a la presente demanda de la industria norteamericana, dado que no pudo probarse la existencia de subsidios que supuestamente favorecían a los productores argentinos”.

Agroindustria resaltó que “la demanda sobre supuesto dumping no cuenta con evidencias y sus argumentos ya han sido rechazados por tribunales internacionales”.

En ese marco, recordó que Argentina es líder mundial en producción de biodiesel gracias a su ventaja comparativa en la producción de la soja y altamente eficiente de la industria nacional de biodiesel.

Esa situación, apuntó, “motivó demandas proteccionistas en diversas partes del mundo con el fin de proteger sectores incapaces de competir internacionalmente a través de la imposición de barreras ilegales” al comercio mundial.

Esas barreras “no solamente perjudican a los exportadores eficientes, sino que menoscaban los esfuerzos que realizan los países en desarrollo para proteger el medio ambiente global a través de la reducción del consumo de combustibles fósiles”, añadió.

Asimismo, el Ministerio aseguró que el gobierno “brindará su apoyo a los productores argentinos y continuará bregando por un comercio internacional de biodiesel libre de barreras”.