Las importaciones de Brasil fueron récord y marzo duplicó el rojo comercial

El déficit con el vecino país marcó u$s 700 millones, una suba de 100% interanual. Esto porque, por un lado, se dio el mayor de ingreso de productos para un tercer mes del año desde el 2011 y por el otro porque fue el peor en exportaciones para ese mismo período desde 2006.

 

De acuerdo con los datos del Ministerio de Industria, Comercio Exterior y Servicios de Brasil, en marzo la balanza comercial bilateral arrojó un déficit de u$s703 millones, el mayor desde setiembre 2013. De esta forma, el rojo más que se duplicó en comparación al registrado durante un año atrás cuando había superado los u$s310 millones (+122% interanual). El deterioro del saldo se explica por el fuerte incremento de las importaciones desde Brasil que sumaron u$s1.538 millones, un 33% más que en marzo de 2016. Se trata de la quinta suba interanual consecutiva. Mientras que las exportaciones argentinas cayeron 1% interanual a u$s835 millones (el peor marzo desde 2006), cortando una racha de cuatro subas interanuales consecutivas.

El balance del primer trimestre presenta un rojo con Brasil de u$s1.692 millones, lo que representa un aumento interanual del 52%. Es además el equivalente al 40% del déficit total del año pasado. En dicho período las ventas externas argentinas crecieron 11% mientras que las importaciones desde Brasil más del 26%.

La explicación detrás de la caída de las exportaciones argentinas se encuentra, según la consultora Abeceb, en las compras de productos del sector automotriz desde Brasil, particularmente automóviles de pasajeros y vehículos de carga. Entre las principales bajas en las exportaciones a Brasil también se ubicaron las ventas de malta, celulosa, cebada en grano, cebollas frescas, aleaciones de aluminio y trigo en grano, entre otros. Mientras que los principales rubros de importación fueron vehículos de carga y de pasajeros y sus autopartes. También crecieron las compras de laminados planos y maquinaria para uso agrícola y construcción. La dinámica de intercambio bilateral de vehículos es clave para la balanza bilateral, ya que en un contexto en el cual las ventas de 0 km crecen en Argentina y siguen frenadas en Brasil (ventas de autos cayeron 4% en marzo) permite aventurar que el déficit comercial no se reducirá sino que crecerá.

En cuanto al flujo de comercio bilateral, en marzo superó los u$s2.370 millones lo que representa un salto de 18% interanual, siendo el valor mensual más alto desde setiembre de 2014, destaca la consultora Ecolatina. En términos acumulados los primeros 3 meses del año se comerciaron casi u$s6.000 millones con Brasil por lo que la comparación contra igual período de 2016 arroja un crecimiento del 19,7%.

“La apreciación real del peso (el dólar acumula una caída nominal del 3% frente a una inflación cercana al 6% acumulada en el primer trimestre), nos hace menos competitivos frente a los demás proveedores de Brasil”, advierte Ecolatina.