El Diputado del Frente Renovador, “Nene” Saliva le pidió una “decisión peronista” a Insfran para devolverle la dignidad salarial a los municipales

“Es indignante que un empleado municipal del oeste gane entre $1.500 y $2.500,  sin cobertura social y sin aportes jubilatorios, ¿cómo puede mantener a su familia con ese salario?”, recriminó el legislador.

Fuente CUARTO PODER DIARIO

 

  “Hay que eliminar esa lamentable lista de trabajadores de primera, segunda o tercera que tenemos en Formosa; el trabajador es uno sólo y su salario se mide exclusivamente por su esfuerzo”, reparó.

El diputado provincial Robustiano “Nene” Saliva renovó sus críticas contra el Gobierno provincial por la profundización del aislamiento en que permanecen los empleados municipales tras el último aumento de sueldos otorgado por el gobernador Gildo Insfran al que le pidió una “decisión peronista” para devolverle la dignidad salarial a “uno de los sectores más castigados por el poder político”.

Pero lo que esta vez ocupó el centro de sus declaraciones fue la decisión de decenas de intendentes del interior provincial de sumarse al aumento salarial de 30%, en tres etapas, anunciado hace pocas semanas para los empleados de la administración provincial, por el gobernador Gildo Insfran.

“Son unos 11.000 los trabajadores municipales en la provincia de Formosa y, en promedio cobran unos 2.000 pesos en forma mensual, manteniendo en la mayoría de los casos situaciones salariales irregulares en distintos rubros como con el aguinaldo, la escolaridad y otros adicionales”, confirmó.

“Hay casos en los que la percepción de determinados beneficios se aplican en cuotas; existe una conducta en el interior, donde los municipios, debido seguramente, a la falta de recursos no pueden asumir sus obligaciones laborales y someten a sus empleados a restricciones vergonzosas, convirtiendo al propio Estado en el principal evasor de compromisos constitucionales; esto no puede continuar”, apreció Saliva.
“Pero, además, los sueldos municipales jamás consiguieron alinearse a los porcentajes de aumentos salariales establecidos para sus colegas del Estado provincial; están vergonzosamente retrasados; la pérdida del nivel adquisitivo y de la calidad de vida que han experimentado es tan brutal como indignante”, reprochó.

“Le pido una decisión peronista al compañero gobernador Insfran, hay que devolverles la dignidad salarial a los municipales, hay que eliminar esa lamentable lista de trabajadores de primera, segunda o tercera que tenemos en Formosa. El trabajador es uno sólo y su salario se mide exclusivamente por su esfuerzo”, afirmó al defender el origen de los ingresos.