Massa con apoyo sindical

Sergio Massa sumó el apoyo del líder del sindicato de Camioneros, Hugo Moyano, así como de los estratégicos gremios de colectiveros (UTA) y maquinistas de trenes (La Fraternidad). Entre los negociadores explicaron que el armado incluirá a unos 40 gremios.

Sergio Massa sumó el apoyo del líder del sindicato de Camioneros, Hugo Moyano, así como de los estratégicos gremios de colectiveros (UTA) y maquinistas de trenes (La Fraternidad). Los respaldos fueron resueltos la semana pasada tras un raid de encuentros con la participación del propio líder de 1País, Graciela Camaño, el jefe de los Gastronómicos, Luis Barrionuevo, y el triunviro de la CGT Carlos Acuña. Para el tigrense representa un envión clave luego de haber sufrido la deserción de Héctor Daer, otro miembro del triunvirato de la CGT y referente del segmento de los “gordos” de la central.

Esa cadena de reuniones despejó la incertidumbre respecto de la posición de Moyano, que había permanecido prescindente de la política partidaria desde la elección de 2015, cuando evitó pronunciarse sobre un postulante pese a haber hecho varios guiños a favor de Mauricio Macri. La alianza implicará la participación del Partido por la Cultura, la Educación y el Trabajo (CET), del camionero, en la campaña del Frente Renovador, el GEN de Margarita Stolbizer y Libres del Sur, de Victoria Donda y Humberto Tumini, bajo el sello 1País.

Hasta anoche no estaba claro si la alianza derivaría en candidaturas puntuales por la provincia de Buenos Aires, donde estará centrado el eje del acuerdo, aunque cerca de Moyano daban por sentado que habría postulaciones de extracción gremial. Entre los negociadores explicaron que el armado incluirá a unos 40 gremios, entre los que reportaban a la exCGT Azul y Blanca, de Barrionuevo, los que rodean al camionero y los del transporte.

La negociación decisiva arrancó a principios de mes en Tigre, donde se sucedieron reuniones con dirigentes de seccionales del sindicato de Comercio como Rubén Ledesma, de La Matanza, Orlando Machado, de Avellaneda y Raúl Guiot, de San Martín. En tanto que la semana pasada hubo tres encuentros que terminaron de sellar el entendimiento.

A principios de la semana Barrionuevo fue anfitrión de una reunión en Gastronómicos con la participación de dos de los convocados estelares: Roberto Fernández, jefe de la UTA, y Omar Maturano, de los maquinistas de La Fraternidad. Se trata de dos gremios que se hermanaron en los últimos años tanto en el plano gremial (suelen cerrar paritarias en tándem por estar en ambas actividades cruzados por los subsidios) como en el político, aunque en este último caso no se habían resuelto hasta ahora a jugar de lleno en la arena partidaria. Los dos dirigentes son capaces por sí solos de garantizar la contundencia de un paro nacional con la restricción de los servicios ferroviarios y de colectivos.